logo-municipio

Estella-Lizarra

(Navarra)

www.estellaturismo.com

Estella-Lizarra

Esta bella ciudad navarra se encuentra rodeada de naturaleza y asentada en un meandro del río Ega. Es el fin de la quinta etapa del denominado Camino Francés, y en ella se encuentra la esencia pura del Camino de Santiago.

Estella-Lizarra nació en el s. XI cuando el rey Sancho Ramírez, rey de Aragón y Pamplona, cambió el trazado original del Camino de Santiago creando este nuevo asentimiento. Se convirtió en una localidad pensada para la comodidad de quienes dirigían sus pasos hacia Santiago de Compostela.

El hecho de haber nacido por y para el Camino le ha dotado a lo largo de los años de una singularidad especial en la que habitantes y personas peregrinas conviven y disfrutan conjuntamente de sus rincones y callejuelas.

Conocida como la Toledo del Norte y como la capital del románico de Navarra, cuenta con un rico e imponente patrimonio artístico, histórico y cultural. Iglesias románicas y góticas, múltiples conventos, palacios y casas señoriales otorgan a la ciudad una elegancia que merece la pena visitar.

Entre las paradas obligatorias están la Iglesia del Santo Sepulcro, primera iglesia con la que se encuentran las personas peregrinas al llegar a Estella, la Iglesia de San Pedro de la Rúa o San Miguel, la zona de las juderías, el convento de Santo Domingo o palacios tales como el de los San Cristóbal o el Palacio de los Reyes de Navarra.

Estella-Lizarra es una ciudad donde el folclore y sus fiestas tienen un papel protagonista, siendo cuna del baile de la era y de la gaita. Visitarla en las fiestas patronales, en mayo, agosto o diciembre permite acercarse y sentir de primera mano la cultura y las costumbres de la localidad.

Por último, otro de los puntos fuertes de Estella-Lizarra es su gastronomía donde se unen la tradición y el producto local de temporada. Sus platos típicos son las pochas (alubias blancas), los calbotes (alubias rojas), el gorrín, el ajoarriero o el cordero al chilindrón. Para endulzarse lo mejor es probar las Rocas del Puy, la Tarta de San Andrés o las famosas alpargatas. Todo esto acompañado con los mejores vinos y con el conocido licor de endrinas, el patxarán.

Aymeric Picaud recogió el sentimiento que provoca visitar Estella-Lizarra en su famoso Codex Calixtinus «Estella, fértil en buen pan y excelente vino, así como en carne y pescado, y abastecida de todo tipo de bienes».

Primavera 2018

Restaurantes

Apartamentos

 

Mapa de localización

Previsión meteorológica

Últimas Noticias de Estella-Lizarra

Ir a Arriba