logo-municipio

Canfranc

(Huesca)

www.canfranc.es/

Canfranc Pueblo

Desde la Antigüedad hasta hoy, las comunicaciones transfronterizas han marcado el origen y la evolución histórica del valle: el Somport (summus portus) es el paso fronterizo menos abrupto y más transitado de todo el Pirineo central. La población de Canfranc (del latín campus francus) cubrió las necesidades de viajeros, comerciantes y peregrinos que transitaban por la calzada. Para ello concedieron exenciones y privilegios intentando captar emigrantes franceses. E implantaron las nuevas tasas aduaneras sobre el comercio internacional, como el peaje de Candanchú y el portazgo de Canfranc, peaje cobrado en sus puertas.

La planificación urbanística es la de un clásico barrio viario, ciudad lineal atravesada por el mismo Camino de Santiago, con las casas dispuestas a uno y otro lado de la calzada (Calle Albareda). En el centro del pueblo se situó la iglesia (siglo XII) y la plaza. En su acceso desde el norte, se construyó una torre de defensa comunal (siglo XIV) luego reconvertida en castillo (siglo XVI), así como un molino documentado desde el siglo XI. La población medieval también contó con un mesón y un horno de panificación. En su salida hacia el sur, se fundó el convento de la Trinidad (siglo XVI), acompañado de un hospital.

Tras el incendio de 1944, se trasladó el Ayuntamiento y la capitalidad del municipio al que fuera barrio de la Estación, construida a lo largo del siglo XX en la partida de los Arañones.

A la salida de Canfranc Pueblo no pases de largo por el llamado «Puente de los peregrinos». Es un hito en el Camino y cuenta con un lugar de descanso con fuente.

Canfranc Estación es una población construida por y para la Estación Internacional que daba servicio ferroviario entre España y Francia.

Este lugar era conocido como los Arañones y, a pesar de las dificultades técnicas que presentaba para la construcción de la Estación Internacional, fue el espacio elegido (se impuso frente a otras opciones como la de Villanúa) por razones defensivas.

La línea fue inaugurada en 1928 con gran pompa por el Rey Alfonso XIII y el Presidente francés Gaston Doumerge. Entraba en servicio la Estación Internacional de Canfranc y el tunel ferroviario transpirenaico ¡de 7.875 metros de largo! El estilo de la Estación es una mezcla de clasicismo y Art Nouveau con influencias francesas.

Pero pronto, en 1970, quedó interrumpido por un accidente en el lado francés. Su vida ha sido, pues, corta pero intensa, sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial. Su reapertura es hoy  una de las importantes reivindicaciones de los aragoneses y, sobre todo, del municipio de Canfranc. Hoy sigue en servicio la línea que conecta con la estación de Zaragoza-Delicias.

Las obras de la Estación y las de la carretera supusieron una drástica afectación al Camino. Comenzaron en 1908 con la excavación del túnel de Somport. Los materiales extraídos se utilizaron para construir la enorme plataforma sobre la que se levanta la estación: el río Aragón fue desviado y canalizado; y, para dar servicio a los trabajadores, se edificó la población. Dado el riesgo de aludes, entre otras medidas de contención, se plantaron millones de árboles en las laderas montañosas.

Hoy, en el antiguo túnel ferroviario se ha instalado el Laboratorio Subterráneo de Canfranc (LSC). Situada bajo el monte Tobazo, protegido de los rayos cósmicos, ofrece un entorno de bajo fondo radiactivo ideal para experimentos que exploran la física de partículas y astropartículas. Es el único laboratorio en su clase de España y uno de los pocos de Europa. Ofrecen visitas guiadas previa reserva.

Mapa de localización

Previsión meteorológica

Últimas Noticias de Canfranc

Próximos Eventos en Canfranc

Ir a Arriba