Villanua
logo-municipio

Villanúa

(Huesca)

www.villanua.net/

Podemos hablar de Villanúa como una localidad prehistórica. De hecho, sus cuevas sirvieron para albergar a los hombres del neolítico y eneolítico (3.000 a. C.), que emplearon estas cuevas como sepultura de carácter colectivo, este uso sepulcral se extendió hasta la Edad de Bronce (1.800-1.000 a.C.) y  época tardorromana.

En la localidad también se han hallado restos romanos, que se asocian al paso de la Vía del Summo Portu por el municipio, cuyo trazado coincide, con el itinerario del Camino de Santiago. Para defender la vía romana de la incursión de enemigos procedentes de la vertiente norte, entre los siglos VII y VIII se creó el Señorío de Aruej. Las primeras noticias de esta aldea aparece en las Crónicas visigodas de Toledo y de ella dependen todas las tierras del entorno hasta el siglo XII. Sin embargo, excavaciones más recientes refuerzan la idea de que en la Edad de Bronce las cuevas fueron también un hábitat humano. Los restos encontrados, cerámicas de almacenaje y de uso diario y, sobre todo, el excepcional fragmento de molino de cereal, hacen pensar en que las cuevas fueron empleadas para pasar largas temporadas de vida.

La primera noticia histórica sobre Villanúa está recogida en el Cartulario de Santa Cruz de la Serós, el 26 de marzo de 992. Ya existe el actual núcleo y se da noticia de la repoblación con habitantes bearneses que registró la localidad, en el siglo IX. Actualmente, todavía quedan apellidos de origen francés entre los vecinos.

La denominación de Villanúa no quedó fijada hasta el siglo XIII. Previamente, la localidad se llamó Vilanúa, Villanuga, Villa Nuga, Villanova, Villa Nova, Billanúa, Villa Nueva o Villanoa. Denominaciones todas ellas que hacían referencia a la situación de la Villa Nueva enfrente del Señorío de Aruej. O lo que es lo mismo, los hombres libres, con tierras y derechos reconocidos por la Corona, frente al Señor de Aruej. Entre lo habitantes de Villanúa, el Rey de Aragón nombró once infanzones.

CAMINO DE SANTIAGO

El Camino Francés cruza Villanúa, atravesando el puente medieval del siglo XII y que desde hace siglos facilita el cruce del río a los peregrinos.

Merece la pena entrar en el pueblo y visitar la Iglesia de San Esteban de origen románico, pero que fue rehecha el siglo XVIII, y que conserva en su interior la talla románica de Nuestra Señora de los Ángeles de finales del siglo XI o principios del XII y quizás la virgen románica mas antigua de Aragón.

CUEVA DE LAS GÜIXAS

La cueva de Las Güixas lleva recibiendo visitas guiadas desde 1929 lo que ha permitido, gracias a esta regulación de las visitas, mantener intacta esta joya de la naturaleza. Grandes salas plenas de estalactitas, estalagmitas, columnas y coladas, confieren a esta cueva un aspecto mágico, y si a esto le añadimos las leyendas y certezas que nos hablan de que las brujas de Villanúa usaban esta cueva para sus reuniones y aquelarres, hacen que la visita a la cueva  sea difícil de olvidar.

La visita comienza en el Centro de Interpretación de la Naturaleza “Subterránea” donde mediante modernos sistemas audiovisuales empezamos a descubrir todo lo que la visita nos va a deparar.

DÓLMENES

El hombre prehistórico ya habitó la cueva de Las Güixas en el Eneolítico (3.000 a.c.) y de esa época también datan los tres dólmenes que podemos encontrar en los alrededores de Villanúa. Descubrir los dólmenes de Letranz, Güixas o Diez Campanas nos llevara a dar increíbles paseos por los bosques que rodean la localidad.

Fuente: http://www.villanua.net

Mapa de localización

Previsión meteorológica

Últimas Noticias de Villanúa

Próximos Eventos en Villanúa

Ir a Arriba