logo-municipio

Villamayor de Monjardín

(Navarra)

www.villamayordemonjardin.es

La historia del municipio

está ligada al castillo situado en lo alto del pueblo. El castillo fue un gran baluarte ante la invasión morisca y fue tomado por el rey Sancho Garcés I en el año 908, tras fuerte combate contra sus ocupantes, ya que constituía la firme fortaleza del poderío musulmán en la comarca.

Posteriormente el castillo fue donado por el rey Sancho II al monasterio de Irache, pero pasó más tarde a poder de la Catedral de Pamplona por donación de Sancho el Mayor; mucho más tarde aparece como propiedad del Duque de Alba, tal vez como premio por la invasión de Navarra en 1512.

Durante las guerras carlistas sufrió alternativamente la ocupación por parte de los ejércitos centralistas y carlistas.

Camino de Santiago

Una subida sostenida entre viñedos guía nuestros pasos hacia VILLAMAYOR DE MONJARDÍN.Detrás del pueblo ya distinguimos la característica figura cónica del Monjardín en cuya cima se recortan las ruinas del castillo de San Esteban. Según la crónica medieval hispana, el rey navarro García Sánchez conquistó esta plaza, lo que le permitió arrebatar al emirato de los poderosos Banu-Qasi el territorio de la cuenca del Ebro.

Vamos dejando a nuestra derecha el valle de Allín, que se extiende a nuestros pies en campos de cultivo hasta morir en las boscosas laderas y paredes calizas de la sierra de Lókiz. Entre viñedos, campos de cereales, esparragueras y algunos olivares nuestra ruta avanza a los pies de la sierra de Monjardín, con espectaculares vistas a la sierra de Lókiz y Codés, hasta dejar atrás Urbiola y llegar a LOS ARCOS, fin de la jornada.

Castillo de San Esteban de Deyo o Castillo de Monjardín
El castillo de San Esteban de Deyo, también llamado Castillo de Monjardín, data del siglo X y está situado en la proximidad de Villamayor de Monjardín (Navarra, España), en un altozano de 890 m. La leyenda sitúa aquí los restos del monarca navarro Sancho Garcés I quien tomó esta fortaleza en el año 908 Del recinto medieval del castillo quedan sólo los viejos muros de piedra arenisca y el viejo algibe, dentro de una casa de techo abovedado.

La leyenda sitúa aquí los restos del monarca navarro Sancho Garcés I, quien tomó esta fortaleza en el año 908. Fue una conquista muy importante, ya que era la puerta para poder introducir los ejércitos navarros en el valle del Ebro. Anterior a la reconquista pamplonesa y ocupación islámica de los Banu Qasi de Tudela, existe crónica de que fue sitiado por las fuerzas de Carlomagno de regreso tras la fútil empresa de Zaragoza, y meses después por el Emir Abd al-Rahman I de Córdoba.

Del recinto medieval del castillo quedan sólo los viejos muros de piedra arenisca y el viejo algibe, dentro de una casa de techo abovedado. Las murallas crean un recinto llano donde se encuentra una ermita de construcción tardía. También hay restos de la torre de homenaje. El castillo mide unos 62 m de largo y en su parte más ancha unos 30.

VISITAS: El castillo permanece cerrado con llave. Si se quiere visitar, se puede pedir la llave en el bar ILARRIA, en el centro del pueblo.

Iglesia de San Andrés ApóstolIglesia de San Andrés Apóstol
La iglesia de San Andrés es un edificio románico con avances hacia el protogótico (S XII). Consta de una sola nave compuesta de varios tramos acabada en una amplia cabecera donde se abre una ventana. La bóveda utiliza como soportes unas fuertes columnas con semicolumnas adosadas que acaban en capiteles vegetales. Además tiene otros medios de sujeción como un arco, fajos y contrafuertes exteriores.

Fue restaurada durante los años 1973 – 1984.

Pórtico de la Iglesia de San Andrés ApóstolUn elemento muy importante de esta iglesia es la portada románica con sus arquivoltas, crismón, jambas y unos preciosos capiteles; uno de ellos representa la batalla entre dos caballeros (Carlomagno y un Príncipe navarro). La puerta conserva herrajes medievales. Su belleza reside no en la talla, poco fina según los expertos, sino en la proporcionalidad de sus formas.

La sacristía es de la misma fábrica del pórtico, obras del cantero Francisco de Ibarra, por las que cobró su viuda en 1727. En la citada sacristía, hay que mencionar piezas de gran valor en orfebrería del S. XVII: relicarios, cálices y unas crismeras barrocas. En ornamentos, destaca una casulla roja del S. XVIII y otra blanca bordada en oro, ésta del S. XIX. Destaca en la iglesia una buena talla del patrón San Andrés, procedente del retablo.

Escudos y Blasones

Fuente: http://www.villamayordemonjardin.es

Mapa de localización

Previsión meteorológica

Últimas Noticias de Villamayor de Monjardín

Próximos Eventos en Villamayor de Monjardín

Ir a Arriba