Alesón es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja perteneciente a la comarca de Nájera y con una economía volcada en la agricultura, especialmente la patata, y la ganadería lanar. A penas supera los habitantes y, sin embargo, su calidad de vida y de servicios sorprende a quien llega de nuevas.

La villa de Alesón se eleva sobre una colina cercana al río Yalde, a tan solo dos kilómetros de Nájera y algo más de veinte de Logroño. Un farallón natural sirve de singular asiento a su caserío ancestral, destacando su templo parroquial con advocación a Santa Ana. Se ofrece desde su atalaya el paisaje del valle del río Najerilla, enmarcado por cereales y viñedos tratándose de una tierra ventosa y llana, cuyas fértiles haciendas son regadas por el río Yalde y otros cursos de aguas menores. Aunque hoy se nos presenta como una fecunda tierra, estos parajes fueron en otro tiempo un camino de frondosos bosques de encina.

Alesón es una villa cuya historia ha quedado marcada por el Camino de Santiago. Desde muy antiguo, el municipio está vinculado con la Corte de Navarra y su ubicación en Nájera, villa realenga muy distinguida en probatoria documentación en los primeros siglos de la Reconquista. Alesón se convirtió en el umbral de entrada de la antigua ciudad de Nájera, siendo paso obligado de los peregrinos a Santiago.

Era un trayecto del cual quedaron numerosas leyendas de peregrinos asaltados por bandoleros, que en ocasiones se disfrazaban de monjes para cometer con más facilidad sus fechorías. Sin duda era lugar propicio para que se instalaran algunos protectores de peregrinos como fueron los Caballeros de la Orden del Temple, y se construyera un modesto refugio tan necesario para los caminantes. De aquel primitivo lugar de refugio se conserva un Pantocrátor en piedra del s.XII, que hoy se expone en el Museo de La Rioja.

Está constatada la existencia de este monasterio templario (siglo XII) y un hospital de peregrinos:,el Hospital de San Antón de la orden de los Antonianos, que apoyaban la ruta jacobea. La disolución de la orden de los antonianos a fines del siglo XVIII y los efectos de la Desamortización de Mendizábal en 1835, consagraron su ruina definitiva. No obstante, aún se observan los restos de la planta de aquella impresionante construcción aproximadamente del siglo XIV.

Lugar lleno de leyendas, continuando por Alesón hacia Nájera, el Camino no atraviesa el casco urbano sino sus parajes de vid, labrantío, sotos y choperas que a los peregrinos italianos recuerdan a su hermosa Toscana, llegamos al Poyo de Roldán. Este lugar que fue testigo de la famosa leyenda sobre el secular enfrentamiento entre el cristianismo y el Islam. Al protagonista le conocemos de gestas en tierras de Navarra, es Roldán de nuevo, el mejor de los caballeros, sobrino e hijo incestuoso de Carlomagno. En este Poyo de Roldán, o Porro dan o Podium de Roldán, ubicado en el Alto de San Antón, se cuenta que fue donde e el gigante Ferragut fue herido de muerte en el ombligo por la espada de Roldán, aunque otras fuentes dicen que fue una piedra «de dos arrobas» la que acabó con el gigante. Aún se conoce por este nombre , Poyo de Roldán, al paraje de Alesón que dio origen a esta gesta memorable del combate, y donde la tradición dice estar enterrado un gran tesoro, como pago de sus habitantes a los valientes capitanes galos al frente de Roldán y que los libraron de la tiranía del sirio y gigantesco Ferragut. Por la falda de este cerro pasa hoy la senda compostelana.

En cuanto a su historia, Alesón formaba parte del Reino de Nájera-Pamplona, y así lo hizo durante su existencia (923-1076). Poco después de su desaparición cayó dentro de la órbita castellana, si bien su carta puebla fue otorgada en 1123 por Alfonso el Batallador, rey de Aragón y de Pamplona.

Alesón fue protagonista de la disputa dinástica que tuvo lugar en el siglo XIV entre Pedro I el Cruel y su hermanastro Enrique de Trastámara, hijo de Alfonso XI y su amante Leonor de Guzmán. La guerra civil se saldaría con la entronización del linaje Trastámara en Castilla y, posteriormente, en Aragón (1412). Sin embargo, a pesar de la victoria final del bastardo, los leales a Pedro I infligieron una sonora derrota a las huestes de Enrique en las tierras de Alesón, hasta el punto de que algunos de los mejores hombres de los rebeldes fueron capturados y el futuro rey tuvo que huir y refugiarse en Soria. Alesón gozaría durante buena parte de su historia de la condición de villa realenga y formaría parte de la provincia de Burgos hasta 1833, cuando se creó la de Logroño.

Sus casas blasonadas son prueba inequívoca de la dignidad secular de tiempos pasados. Tuvo Alesón en sus pagos, además del convento de Templarios, molinos de agua, horno de pan cocer, posada y hospital de peregrinos… lagares y rebaños pastoreando por su valle del río Yalde.

Sitios de Interés

Iglesia parroquial de San Martín erigida entre los siglo XVI y XVII. Se trata de una construcción de una sola nave con crucero, cabecera ochavada y torre a los pies del siglo XVIII. En su interior destacan el retablo mayor protorrenacentista (1530-540), valioso porque pertenece a la escuela de Burgos, cuya tradición escultórica apenas ha dejado evidencia alguna en La Rioja, con la excepción de unos cuantos tesoros en la Rioja Alta. La iglesia también alberga imágenes barrocas de la Inmaculada.

Centro de Valorización de la Castaña, que trata de poner de relieve la importancia del castaño y su fruto a través de distintas didácticas y degustaciones (cremas, licores, asados, conservas…).

Festejos Populares

  • Fiestas patronales en honor a Santiago Apostol y Santa Ana: 25 y 26 de julio respectivamente.
  • Fiestas de Gracias: 8 de septiembre.
  • Festival de la Castaña y Mercado medieval: Principios de noviembre.

Servicios al peregrino

Alojamiento, bar, restarurante y tienda.

 

Fotografía: De Pigmentoazul – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=14574756

Mapa de localización

Previsión meteorológica

Últimas Noticias de Alesón

Próximos Eventos en Alesón

Ir a Arriba